Este año el mes de Mayo empieza con un regalo para todas las que trabajamos también fuera de casa. Algunas afortunadas tienen por delante un puente, cuatro días para descansar, desconectar y disfrutar y toda aquella que pueda, aprovechará para hacer una “escapadita” y las que no, pues en otra ocasión será. A disfrutar del día de fiesta.

No conozco a ninguna persona, famosa, no tan famosa o totalmente anónima que no incluya entre sus gustos y aficiones: Viajar. Hasta yo, considero que es una de las cosas que me hacen feliz. Pero con el paso de los años y… de los viajes, he llegado a la conclusión de que lo que realmente me gusta es conocer sitios, principalmente ciudades. ¡Soy de asfalto! No os voy a engañar. Mentiría si dijera que me encanta descubrir paisajes vírgenes, rutas desconocidas, calzarme las botas y andar… No. En mi caso soy de edificios, arquitectura, museos, calles concurridas y tiendas; y ver y observar y aprender de personas con costumbres diferentes a las mías. Dicho esto, lo que menos me gusta es, precisamente viajar. Es decir, que si me preguntaran que superpoder me gustaría tener, no lo dudaría ni un solo segundo: ¡Teletransporte! Ni ser invisible, ni poder leer la mente… nada de eso. Ser capaz de teletransportarme de un sitio a otro. ¿Os imagináis?

Viajar me da muuuucha pereza. Pensar en los aeropuertos, con sus esperas y sus retrasos, en los enlaces, principalmente en no perderlos, en esperar la maleta en la cinta, si es que llega…¡Puff! Hay que hacerlo, sí, pero no me gusta.

A esto hay que añadir, hacer la maleta, si es que la facturas o la “maletita” si es que la llevas contigo… y lo peor de todo, deshacer la maleta, con todo lo que ello “nos” supone. (Aclaración: “nos” = Mujeres)

No sé si a todas os pasará lo mismo, pero a mi cada vez que salgo de casa me surge la misma cuestión: ¿qué meto en la maleta? He de reconocer que en la actualidad, desde que solo tengo que hacer mi maleta, este tema no me supone tanto agobio como hace unos años, pero sin resultarme dramático, sí que me lleva más tiempo del que me gustaría dedicarle. ¡Bendito tiempo…! Qué escaso y por lo tanto, qué ansiado…

Con el transcurso de los años he ido perfeccionando la técnica para hacer maletas. Un paso importante ha sido olvidarme de los “por si acaso” y otro llevar los conjuntos pensados. De esta manera se necesita menos tiempo para hacer la maleta y además evita tener que perderlo a la hora de vestirnos una vez que llegamos a nuestro destino, algo que se agradece mucho, sobre todo cuando se trata de viajes cortos en los que queremos aprovechar hasta el último minuto. Pero no penséis que esto es magia, no, porque ya habremos adelantado el trabajo e invertido ese tiempo previamente, cuando hemos pensado los looks que vamos a meter en nuestra maleta.

Mirar la previsión meteorológica sirve para descartar de antemano ropa que no sea apropiada y centrarse en el resto. Otra cuestión que hay que tener en cuenta es el tipo de viaje, no es lo mismo ir a una ciudad, que hacer una escapada a la playa o a un sitio  de campo. Sobre todo por el calzado, que no sé a vosotras, pero a mí me condiciona mucho. Afortunadamente, ahora tenemos a nuestra disposición las zapatillas deportivas, perdón, sneakers, que es un calzado que se puede adaptar a cualquier tipo de ropa, con lo que nos facilita mucho la tarea y nos ahorra espacio.

Por último, pero no menos importante, a fuerza de intentarlo y de dedicarle mucho esfuerzo, he aprendido a utilizar las prendas de distintas maneras, lo que me aligera mucho el equipaje. Probablemente el hecho de que facturar la maleta se haya encarecido tanto ha tenido algo que ver en esto….

Yo para un viajecito de 3 o 4 días, a casi cualquier destino (salvo alta montaña o algo muy concreto) llevaría, además del pijama y la ropa interior (no, no, no os riais, porque no sería la primera vez que gastamos todas las energías decidiendo que ponernos y se nos olvidan cosas tan básicas), las siguientes prendas:

winter-of-67-blog-maleta-viaje-corto-ciudad.JPG

Pantalón vaquero blanco, este año me gustan los anchitos, sientan mejor de lo que me esperaba y pese a que sigue siendo una prenda fácil y cómoda, le da un aire más arreglado, por lo que tiene doble utilidad. Algo muy valorado por mí cuando viajo.

Pantalón vaquero azul oscuro, cualquiera valdría.

Falda negra, tubo y largura a la rodilla, sin duda, es la que mejor nos encaja a nosotras. Aunque una falda larga y suelta podría también ser una buena opción.

Camiseta con dibujo, preferiblemente que no tenga un texto muy agresivo…

Jersey de rayas, también puede ser una camiseta, pero el punto le da otro “acabado” al look y por lo tanto versatilidad, que es lo que buscamos.

Camisa vaquera, porque puede usarse como camisa o como sobrecamisa si hace más fresquito.

Blazer blanca, va con todo, abriga y “viste”.

Zapatillas blancas, básicas y fáciles de combinar.

Zapatillas doradas u otras un poco especiales, para dar un puntito divertido y de luz a combinaciones básicas.

Cestito blanco, soy fan total. Muy a mi pesar… me encantan. No se si lo llevaría en pleno invierno, pero de cara a la primavera, ¡sin duda!. No son excesivamente caros y cuando se pase la moda, los podremos usar para la playa.

Riñonera negra (nunca digáis nunca), la que os enseño tiene doble correa, se puede poner también como bandolera, así se le puede dar mas uso.

Una de las combinaciones (preferiblemente la blazer, para que no se arrugue), con unas zapatillas y uno de los bolsos es para llevar puesto, de esta forma el resto nos cabe sin ningún problema en un trolley.

Con estas prendas pueden hacerse por lo menos 6 conjuntos que cubren casi todas las circunstancias: que haga un día luminoso o uno más oscuro, que haga calor o esté mas fresquito, que queramos ir un poco más arregladas…

Con la falda negra podemos montar dos conjuntos, uno más arreglado con la camiseta y la blazer y otro más casual simplemente cambiando la blazer por la camisa vaquera. Podemos dejar la camiseta y llevar la camisa abierta por encima o llevar la camisa cerrada y por dentro de la falda, si no hace excesivo frío.

winter-of-67-outfit-falda-negra.png

Con el pantalón blanco también podemos arreglar dos looks, el mismo de antes (camiseta y la camisa vaquera abierta por encima) pero esta vez con el pantalón y cambiando el bolso y para un día mas caluroso, con el jersey de rayas y las zapatillas doradas. Estas son de lona, más frescas. He elegido unas de lona y otras de piel, para cubrir la posibilidad de lluvia. Soy vasca, el fantasma de la lluvia siempre me acompaña…

winter-of-67-conjunto-pantalones-blancos-outfit.png

Con el pantalón vaquero y el jersey de rayas, añadiendo la blazer tendríamos otro más y otro si ponemos en vez del jersey la camisa vaquera cerrada. Me gusta el contraste del doble denim con la blazer.

winter-of-67-conjunto-americana-blanca-blazer-outfit

Como veis, usando prendas básicas se pueden obtener varias combinaciones distintas. Seguro que a vosotras, con vuestra propia ropa, se os ocurren otras diferentes, es solo cuestión de probar. Tened en cuenta que con un pañuelo o un fular (que no ocupan nada en la maleta), también se puede dar un toque muy distinto y nos viene muy bien para muchos momentos. De hecho, nunca viajo sin un fular, aunque sea verano y no lo meto en la maleta, va siempre conmigo, en el bolso. Viene muy bien para tantas cosas… para protegernos de los aires acondicionados, para apoyar la cabeza en los aviones o trenes, para sentarte en un parque a comer el bocadillo o para protegerte del sol en un momento concreto. ¡Pensadlo!

Feliz puente a todas las que os toque y resignación a las que no. Ya habrá otros.

Hasta pronto,

winter-of-67-signature

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s