Parecía que iba a ser una tendencia efímera, pero llevan entre nosotras unas cuantas temporadas y esta primavera-verano, a juzgar por lo que se está viendo en las tiendas, van a seguir por aquí. Me refiero a los kimonos.

Se trata de una prenda bastante especial y a primera vista me parecía que no iba a resultarme muy útil, pero después de un par de primaveras he llegado a la conclusión de que es mucho más práctico de lo que pensaba.

Las que tenemos la suerte de vivir a orillas del Cantábrico, sabemos que son muy pocos los días en los que podemos ir en manga corta desde la mañana hasta la noche, así que el kimono es una opción que podemos usar además de la socorrida cazadora vaquera o de la clásica chaqueta de punto. Además da un toque especial. Sin ser para nada una prenda arreglada otorga a los looks mas relajados un aire chic, que a veces viene muy bien cuando no quieres resultar excesivamente desenfadada.

Dicho todo esto, reconozco que yo no invertiría una parte importante de mi presupuesto en comprar un kimono. Por el uso que yo voy a dar esta prenda, no iría a buscando un corte muy especial, ni una seda … optaría por un diseño neutro y un tejido fácil, que tenga caída, sí, porque esa es la gracia del kimono, pero que no se arrugue demasiado y que no necesite excesivo mantenimiento. En cuanto al estampado, eso va en función de lo arriesgadas que seamos cada una de nosotras.

En mi afán de mostraros prendas útiles y otras formas de usar las prendas que ya tenemos, os voy a hablar de cómo tener un kimono, sin comprar un kimono. ¿? Me explico.

Hace unos meses compré un vestido para un acto un poco formal, era bastante sencillo, pero para usarlo a diario me parecía muy serio y no veía la forma de quitarle esa rigidez.

winter-of-67-kimono.JPG

Un día al colgarlo, me di cuenta de que si no lo ataba podía hacer las funciones de kimono. La forma, la largura y el cinturón que tenía hacían de él el candidato perfecto para darle otra vida. Y así empecé a hacer pruebas con mi ropa y a buscar posibilidades para distintas ocasiones. Encontré tres.

La primera es la más fácil, con pantalón blanco y camiseta negra. Reconozco que tengo bastante tendencia a la sobriedad y que el blanco y negro predominan bastante en mi armario, pero en este caso, dado que el vestido tiene un estampado bastante marcado, creo que es lo mejor para no recargar excesivamente el resultado. He utilizado una camiseta flojita con cuello en pico y mucha caída, pero también queda genial con un tank top negro, para días más calurosos.

winter-of-67-kimono-pantalon-blanco-camiseta-blanca

La segunda es por los colores muy parecida a la anterior, por la misma razón, pero en este caso he puesto un pantalón negro con una camiseta blanca con mensaje, para que veáis que el estampado, aunque sea marcado, también admite combinaciones con letras si éstas no son de colores fuertes.

winter-of-67-kimono-pantalon-negro-camiseta-estampada

Para todas las propuestas he elegido pantalones pitillos. Al ser el kimono una prenda larga y floja, prefiero el contraste con algo estrecho en la pierna. Lo contrario me resulta demasiado voluminoso. Pero es solo mi opinión.

La tercera es también bastante neutra para no quitar el protagonismo al kimono. Un vaquero y un top lencero blanco. Una propuesta más relajada que las anteriores, pero que tiene ese toque chic que os decía antes. Queda un poco más vistoso y viste un poco más que solo el vaquero con el top.

winter-of-67-kimono-pantalon-vaquero-tank-top

Para este tipo de looks, me gusta el calzado plano. Hay que aprovechar que esta temporada está tan de moda y hay tantas cosas diferentes para dar un descanso a los pies. Me encantan los mules, hay mil modelos, de casi cualquier tejido, color y precio. Me parece un opción perfecta, aunque también admite unas sandalias, unas parisinas… Si lleváis bolso, uno tipo cesto o un cubo… según el aire que queráis darle al conjunto.

No sé que os ha parecido la idea de usar un vestido como kimono. Serviría cualquier vestido camisero, que sea recto y que tenga un poco de caída. Lo mismo da que sea estampado o liso, todos tienen muchas posibilidades, pero sí que es importante, que el protagonismo lo tenga el kimono, por eso, yo os recomendaría optar por combinarlo con prendas neutras.

Haced pruebas ¡y me contáis! Y las dudas o sugerencias ¡me las hacéis llegar!

Hasta ponto,

winter-of-67-signature

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s