Otro clásico del verano: la ensalada de pasta. Y ¿por qué? Porque es muy fácil de hacer, admite mil variaciones, está rica con todo, los niños la comen bien y… ¡puedes dejarla preparada! No sé a vosotras, pero a mí me parece una maravilla llegar a casa del trabajo o de la playa y no tener que preparar la comida.

En este caso he hecho una ensalada de pasta un poco marinera. Suelo utilizar la pasta de colorines (dicen que lleva verdura…) porque me parece que tiene más sabor y que en frío éste se aprecia más. He añadido, bonito en conserva, gambitas cocidas, chatka, huevo cocido y un poco de cebolleta, todo sobre una base de lechuga.

Para aliñarla, aunque con salsa rosa también queda muy rica, yo he preferido una vinagreta, mas ligera, hecha con aceite de oliva virgen, vinagre de manzana y una sal con aceituna negra que está buenísima y le pega un montón.

Aunque se llame ensalada, es bastante potente,  lleva los hidratos de la pasta y toda la proteína del pescado que le he añadido, además de la verdura, así que sirve de plato único, otra cosa que se valora mucho (yo por lo menos) en verano.

Si coméis fuera de casa… también se puede llevar. No renunciéis a las ensaladas por el simple hecho de comer en la playa o en el monte. Es muy sencillo llevarlas y aunque el bocata nos sabe a gloria, conviene sustituir unos cuantos (el verano es muy largo…) por algo más ligero. ¡Recordadlo!

Si probáis alguna ensalada de pasta, disfrutadla.

Hasta pronto.

winter-of-67-signature

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s