Recuerdo perfectamente lo poco que me gustaba la filosofía. Los días que me tocaba clase de esa asignatura eran los peores de la semana y los exámenes para mí terminaban cuando hacía el de filo. Por aquel entonces era una buena estudiante pero tenía clarísimo que mi bachillerato iba a ser de ciencias y aquella asignatura obligatoria, igual precisamente por eso, por ser obligatoria, consiguió amargarme el curso, igual que hizo el latín el curso anterior.

Para mí la filosofía consistió en memorizar lo que otras personas habían pensado hacía mucho tiempo sobre unos temas concretos, la mayoría de los cuales, con 16 años, no me resultaban en absoluto interesantes. Nunca pude encontrar la utilidad a esta asignatura, también he de reconocer, que nunca le di la más mínima oportunidad.

He recordado todo esto a raíz de leer un artículo muy interesante en el que una filósofa y dos filósofos reflexionan sobre la conveniencia de estudiar filosofía, todos coinciden en que sí aunque uno de ellos cree que no de manera obligatoria.

¿Conviene estudiar filosofía? Estudiarla con buenos profesores te va a ayudar a pensar de una manera más rica. (Josep María Esquirol)

¿Le parece bien que se enseñe filosofía? Hay gente a la que no le gusta, les parece poco práctica en el sentido más bellaco. No lo es. Solo faltaría que solo aprendiéramos cosas prácticas: no somos esclavos. (Amelia Valcárcel)

¿Debe ser la filosofía una materia obligatoria de estudio? Tengo dudas. No se si se debe forzar. Las claves humanísticas que nos van a servir como personas, cuando aparecen filtradas por los códigos académicos pierden esa magia, esa capacidad de descubrimiento. (Jorge Fernández Gonzalo)

Durante las entrevistas que hacen a cada uno de ellos, reflexionan sobre diferentes aspectos, alguno como el sentido de la vida y la idea de la felicidad me han hecho pensar y de alguna manera, arrepentirme un poco de haber sido tan dura con la filosofía.

Sobre el sentido de la vida, relataba uno de ellos (J.M.Esquirol) que “una persona puede tener una gran vida espiritual y dedicarse a viajar mucho, pero no hace falta. No hace falta mucho viaje, mucha aventura. No es necesario conocer muchas culturas para tener una gran vida espiritual”. La filósofa (Amelia Varcarcel) sin embargo, al ser preguntada por el mismo aspecto, dio una respuesta totalmente diferente, tan sencilla y humana que hizo que me identificase totalmente con su opinión. Decía: “Si se refiere a si nuestra vida merece la pena ser vivida, digo: radicalmente sí. Vale más una hora sobre la piel de la Tierra disfrutando del sol que toda una eternidad sin haber nacido”. Cuando leí su respuesta pensé que algo muy similar se me pasa por la cabeza cuando apurada y centrada en mis problemas, de repente algún músico en la calle está tocando el violín… Pocas cosas hay que me conmuevan más que el talento musical (del que carezco totalmente). Esos pocos minutos compensan de sobra el resto del día, aunque éste haya sido malo.

Cuando hablan sobre la felicidad, no todos coinciden en sus reflexiones. Para la mujer “la felicidad son cosas sencillas, humildes y deliciosas, como que llueva, que una persona amiga te dé una buena noticia, que se cure quien lo necesita, que vayas a un lugar y lo que te den esté preparado con cuidado, porque todo lo que tiene cuidado tiene cariño… La felicidad son cosas muy pequeñas y deliciosas”. En cambio Jorge Fernández Gonzalo, cree que “no tenemos que aprender a ser felices, sino aprender a resistirnos a la felicidad. La felicidad es una imposición social”, piensa que “parece que estamos obligados a salir mucho los fines de semana, a viajar, a vivir un montón de experiencias… y eso nos agobia, nos produce depresiones, inestabilidad. Creo que la filosofía nos debe enseñar a saber no ser felices” y concluye que “tenemos que aprender que el no ser felices forma parte de nuestra vida psíquica y de nuestra forma de estar en el mundo”. Qué dos puntos de vista más diferentes ¿verdad?

Mucho se habla de la felicidad, todos hablamos de ella, cada uno tiene su propia opinión al respecto, algunos ni siquiera tienen una idea clara de lo que es o de lo que supone, pero puestos a escoger, yo prefiero la opción de encontrar la felicidad en las cosas sencillas, me reconforta mucho este pensamiento (ya he hablado más veces de ello), aunque reconozco que igual sí que es cierto que se nos debería enseñar a convivir con situaciones o sentimientos desfavorables, también eso de alguna manera contribuye a que seamos un poco más felices o menos infelices.

Sin embargo, de todas las respuestas y comentarios que he leído u oído sobre la felicidad, me quedo con las palabras de la actriz Lidia San José. Decía en una entrevista: “el objetivo de mi vida es ser feliz, y la felicidad es un trabajo, hay que currárselo, no se es feliz por inconsciencia. Yo intento apartar las cosas que me duelen”. Pero lo que en realidad me gusta es este razonamiento: “me parece muy egoísta quejarme habiendo nacido en el primer mundo, a finales del siglo XX, en una familia de clase media y teniendo salud. Recibir esa fortuna por nacimiento y no disfrutarla… No es de recibo. Así que por toma de conciencia, he decidido ser feliz y disfrutar de las pequeñas cosas: abrazar a mi perra, acostarme con sábanas limpias…”

Coincido plenamente, y añado que la gratitud es muy necesaria y también produce mucha felicidad ¡tanta como infelicidad produce la envidia!

También relacionado con la felicidad, pero refiriéndose a ello como “cosas extraordinarias” la actriz Toni Acosta en su columna de In Style del mes de Julio (Cosas mías, siempre una delicia leerla, os la recomiendo), nos ofrece una maravillosa lista de pequeñas cosas sencillas que le resultan extraordinarias. Pensaba resumiros las que más me han gustado, pero algunas pierden sentido si no se leen todas, así que aquí os dejo el artículo entero. Disfrutadlo y, tal y como nos recomienda Toni, haced vuestra propia lista.

winter-of-67-cosas-mias-toni-acosta

Hasta pronto,

winter-of-67-signature

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s