Probablemente no os acordareis, pero en mi primer post decía: Soy una mujer del 67, sí, como Julia Roberts, pero de esta galaxia”. Ya os he confesado más de una vez que no soy mitómana, pero no me negaréis que esta mujer es ¡como de otra galaxia! Lo tiene todo, en su faceta de actriz me encanta, no en vano es la protagonista de muchas de mis películas favoritas. Su vida personal es suya, no tendría porqué dar explicaciones a nadie, pero siempre ha sido discreta y nada ha trascendido más allá de lo evidente. Una vez dijo que su marido era su persona favorita en el mundo ¿se puede ser más tierna? Y desde el punto de vista estético… ¿qué queréis que os diga? ¡Me encanta!

Se me ha ocurrido escribir sobre ella porque hace poco ha cumplido 52 años, como yo, mejor dicho, los mismos que yo, y por este motivo ha sido portada de alguna que otra revista. En una de ellas (In Style) cuentan una anécdota que me ha conmovido, dicen que “en 2004 unos arqueólogos encuentran en la villa de Ohoden (Bulgaria), un esqueleto de mujer de 9000 años de antigüedad con una dentadura en perfecto estado. Deciden llamarla Julia Roberts. Nunca antes una sonrisa había hecho historia…” Ciertamente, para mí no hay otra sonrisa igual, es contagiosa, te alegra el día solo verla sonreir.

Siempre he tenido referencias estéticas, mujeres que me parecen un modelo de estilo. Desde el principio he buscado un  modelo de “señora mayor”, esa a la que te refieres cuando dices de mayor quiero ser como… No es que lo sintiera como una necesidad, pero sí que me ha dado y me da una especie de seguridad o cierta tranquilidad saber cómo quiero ser en el futuro (que cada vez está más cerca) y actuar conforme a ese objetivo. En mi caso, este modelo es Diane Keaton, concretamente la Diane Keaton de “Cuando menos te lo esperas” aunque me valdría la de cualquier película posterior. Es toda una señora en cuanto a estilo, pero además es muy jovial, activa y sobre todo, me parece que hace lo que le da la auténtica gana, que es muy libre, da la sensación de que solo responde ante ella misma ¿se puede pedir más? La he visto en algunos programas de Ellen DeGeneres y es un ejemplo de vitalidad y alegría.

Desde hace algún tiempo, según he ido cumpliendo años, además he buscado referencias de mujeres de mi edad. Julia Roberts no es la única, también están Julianne Moore o Cate Blanchett, pero sí es la más.

¿En qué pienso cuando digo referencias estéticas? No quiero decir que me parezca a ellas ¡que más quisiera!, ni que aspire a parecerme a ellas, yo soy como soy y me acepto, lo que quiero decir es que me sirven para encontrar un estilo, para resolver algunas dudas y a veces, para quitar algunos complejos. Mejor me explico… No sé si os pasa como a mí, pero muchas veces cuando veo alguna prenda que me gusta dudo sobre si es “apropiada” para mí: ¿demasiado corta? ¿demasiado ceñido? ¿ese color?. Las modelos de las tiendas, aunque algo se va avanzando en este aspecto, no suelen tener nuestra edad y a veces me cuesta visualizar el resultado en mi propio cuerpo.  En estos casos recurro a Julia Roberts. Si ella lo lleva…¡Yo también puedo! ¿Y por qué? Porque es una mujer que representa los valores estéticos que me gustan: ante todo es muy discreta, nunca resulta excesiva; es fina, no parece que le guste llamar la atención; es elegante, pero sin ir excesivamente arreglada; y sobre todo, siempre va apropiada, sabe como ir en cada ocasión, manteniéndose siempre fiel al mismo estilo. El suyo.

Ya sé que quizá no hable muy a mi favor el hecho de “necesitar” orientación estética a mis años. Sobre todo ahora que nos intentan convencer de que lo mejor que te puede pasar en la vida es tener más de 50 años, porque a esa edad todo es mejor: somos más seguras, más independientes, más solventes…etc. Perdonad que discrepe. Tener 50 años es algo que nos pasa, pero no es lo mejor, ya sé que tampoco es lo peor, pero me niego a idealizarlo. Es un proceso que va como en paralelo a tu vida, envejeces, pero tu mente no se entera, te sientes la misma chica de siempre, pero eres una chica de más de cincuenta, y a veces no sabes muy bien cómo “situarte”. Para el día a día, para vivir tu vida eres tú la tiene que bucear en tu interior y buscar el sitio en el que quieres estar, nadie puede decírtelo ni debe imponértelo (hasta ahí podíamos llegar), pero para temas menos serios, más frívolos como es tu aspecto, viene bien buscar una ayudita… ¿No os parece?

Hasta pronto,

winter-of-67-signature

“¿Por qué  permanecer sentada aquí, si me aburro con toda esta gente, y no salir a ver qué hay fuera? Se trata de dar ese paso que puede cambiarlo todo.” –Julia Roberts-

Un comentario en “Quiero ser como Julia Roberts

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s