El otro día, un compañero de trabajo se sorprendió porque dije que no me gustaba el morado: “¡Si es vuestro color!”, me dijo.

Soy mujer, es algo que no he elegido, por lo tanto no considero que este simple hecho deba considerarse algo digno de orgullo, lo mismo que tampoco lo consideraría digno de vergüenza. Es un hecho objetivo, totalmente ajeno a mi voluntad y sin ningún mérito por mi parte. Será que siempre me enseñaron a sentirme orgullosa de mis propios logros y no por algo que me venga dado o en lo que no haya participado, pero nacer con un determinado género, lo mismo que hacerlo en una familia concreta o en un país en vez de en otro, son hechos fortuitos y en mi caso concreto creo que lo que debo sentirme es, agradecida.

Dicho todo esto, si hubiera podido elegir mi género, ¿habría elegido ser mujer? ¡Sí, sin ninguna duda! Me gusta ser mujer. A pesar de los hándicaps con los que te encuentras por el simple hecho de ser mujer, a pesar de que, le pese a quien le pese, tengamos muchas más dificultades y nos encontremos con más piedras en el camino, elegiría ser mujer.

Cada año, en torno al 8 de Marzo, el tema del feminismo cobra protagonismo y en esto, como en taaaaaaantas otras cosas, hemos pasado de un extremo al otro, de la nada al todo. Hace no tanto, las poquísimas mujeres que se declaraban abiertamente feministas, estaban estigmatizadas, ahora sin embargo, son las que confiesan no sentirse feministas las que son cuestionadas y señaladas.

A este respecto, la primera pregunta que me surge es: ¿se puede ser mujer y no ser feminista? La respuesta dependerá de lo que cada persona entienda por feminista. En mi caso lo tengo claro: ser feminista significa entender y defender que hombres y mujeres tienen los mismos derechos y obligaciones. ¡Ni más, ni menos! Significa que nadie tenga ninguna dificultad para desarrollar su actividad, hobby o cualquier cosa que pretenda por el hecho de tener un determinado género, que pueda vivir su vida libremente y desarrollarse como persona más allá del genero al que pertenezca. Dicho así, entiendo que es muy difícil ser mujer y no ser feminista, ¿no?

Creo que el tema de la igualdad lo tenemos claro, por lo menos está en boca de muchísimas personas, ahora bien, partiendo de este punto: quiero y busco la igualdad, por lo tanto soy feminista, parece que existe un gran abanico de posibilidades y que la palabra feminista se queda corta, hay que pertenecer a un grupo concreto de feministas. Pero… ¿Quién decide quién es feminista y quién no? ¿Existe algún manual de la “buena feminista”? ¿Quién lo ha escrito? ¿Hay una escala de feminismo?¿Cómo se asciende por ella? No quiero resultar sarcástica, pero cada año por estas fechas, veo, leo y oigo cosas que a veces me superan.

Tengo 53 años, llevo trabajando desde los 22, nunca en mi vida he dependido ni económica ni afectivamente de nadie, hombre o mujer, realizo las tareas domésticas, pero también se me da bien el bricolaje, nunca he considerado una carga cuidar de mis hijas –yo decidí ser madre-, no compartí el permiso de maternidad, ni lo compartiría si volviera a ser madre, aunque éste durase 60 semanas -creo que me lo merecía tras pasar por los embarazos, los partos y lactancias- y además la posibilidad de pasar ese tiempo con mis hijas me parecía un regalo. Cuido mi imagen, me maquillo, me tiño el pelo y me depilo, porque así lo quiero YO. Nunca he permitido que nadie decida por mí, ni tengo intención de hacerlo ahora.

No quiero polemizar, nunca me ha gustado la polémica, pero sí quiero decir que la lucha por la igualdad es muy seria y muy dura, llevamos muchos años en ella y por desgracia creo que aún nos quedan muchos. Lo que necesitamos la mujeres no es ser “tuteladas” por otras mujeres, sino unirnos y luchar unidas, porque sí, juntas somos más fuertes. Y tenemos que hacer que esta batalla no sea solo nuestra, necesitamos a los hombres, hacerles ver que esta lucha sigue siendo necesaria y que tienen que ser parte de ella, que sientan que como personas tienen la obligación de hacer que el mundo sea mejor para sus hijas, sus hermanas, sus madres y sus parejas. ¡Y esto no se consigue sin igualdad! Un mundo sin igualdad de derechos y de oportunidades siempre va a ser un mundo injusto, y la erradicación de la injusticia, es cosa de todos.

Celebremos hoy el día internacional de la mujer, sigamos dando pasos en esta dirección y evitemos los frentes, respetemos a todas las mujeres, también a las que piensan distinto y eduquemos a las nuevas generaciones en igualdad y en libertad.

Habrá quien no lo vea así, yo lo tengo muy claro, hace tiempo que decidí aportar, porque soy libre y sí, ¡soy feminista!

Hasta pronto

winter-of-67-signature

4 comentarios en “Mujeres

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s