Hacía mucho que no escribía, a veces me pasa. No encuentro el momento o las ganas, no tengo una idea o un tema sobre el que escribir, pero de repente, algo que leo, algo que me cuentan o que ocurre me impacta, me hace pensar o reflexionar y al final surge un tema sobre el que escribir. Esta vez ha sido el fallecimiento de Pau Donés.

No deja de resultarme paradójico que después de varios meses en los que la primera noticia de todos los telediarios y la portada de todos los periódicos ha sido el número de fallecidos, sea precisamente un fallecimiento concreto el que me haya “tocado” de esa manera. Podría parecer que unas personas son más importantes que otras o que unas vidas valen más que otras, nada más lejos de la realidad ni de mis sentimientos. Simplemente, algunos fallecimientos impresionan más que otros y el de Pau Donés me ha impresionado mucho. ¿Por qué? No lo sé muy bien.

Siempre me ha gustado mucho su música, me he visto reflejada en algunas de sus canciones, otras me han hecho mucha compañía y unas cuantas, me hubiera gustado que alguien las hubiera escrito pensando en mí. ¡Hay que querer mucho para escribir cosas tan bonitas!

Cómo quieres ser mi amiga, si por ti daría la vida

Si confundo tu sonrisa, con camelos si me miras…

(Agua)

Tengo que decirte que el día en que te fuiste

se encendieron las farolas que alumbraban el camino

para que pudieras volver…

(Solo quiero decirte adiós)

Y no me sonrojo si te digo que te quiero, y te digo que te quiero

(El lado oscuro)

Pero más allá de su faceta de músico, me ha impactado mucho su actitud ante la enfermedad. Ya sé que no es el único enfermo que hemos conocido ¡ojalá! por desgracia son muchos los que han recorrido el mismo camino, unos con más suerte que otros, pero sí ha sido el único al que no le he oído utilizar la expresión de luchar contra el cáncer. Y me gustó esa forma de verlo, porque muchas veces tengo la sensación de que a los enfermos les exigimos que luchen, que peleen, que no se dejen vencer… Es como si su destino estuviera en sus manos, que su curación dependiera de su lucha, de su esfuerzo. Nadie habla de luchar contra otras enfermedades ¿por qué el cáncer debe ser diferente?

Me ha gustado su humildad, su positividad, la naturalidad con que ha tratado el tema y la manera en que ha transmitido que el cáncer estaba ahí, que siempre iba a estar y que tenía que aprender a convivir con él y tratarlo cada vez que éste apareciera. Tiene mucho mérito desdramatizar algo que es de por sí dramático y sobre todo muy cruel, y tratar de ver el lado bueno.

También me ha conmovido, y hasta me ha dado un poco de envidia, que su amor por la música le haya hecho trabajar hasta el final y que se haya despedido de todos nosotros cantando. Ese derecho a mantenerse activo a pesar de la enfermedad, es algo que también ha defendido, frente a los que creen que la vida debe focalizarse en la enfermedad cuando ésta llega.

En breve se estrenará un documental, realizado por su amigo Jordi Évole, en el que conversan solo unos días antes de su fallecimiento. El autor dice que es un canto a la vida. Todavía no tengo decidido si verlo, se que no resultará fácil, pero estoy casi segura de que me va a venir bien, creo que si no lo viera, me arrepentiría.

He titulado este post “grita” porque es una de las canciones de Jarabe de Palo que más me gusta, cuando decía antes que en algunas me he visto reflejada, me refería a ésta, es una canción que me hizo muy bien en unos momentos en los no estaba yo en “plena forma” y esa frase “y si quieres más, pues, grita” se ha quedado siempre conmigo y es una de las que más uso.

Tengo una costumbre que molesta mucho a mis hijas, a veces contesto a sus preguntas con letras de canciones -han llegado a creer que tengo una canción para cada cosa…- una de las más recurrentes es “¡depende!” y a partir de ahora, creo que “eso que tú me das…” va a ser otra.

Hasta pronto,

4 comentarios en “¡Grita!

  1. Una vez más, me reconozco en uno de tus textos… Jarabe de Palo siempre me han gustado (y lo siguen haciendo) pero tengo que reconocer que su primer disco “La flaca” es el que más me gusta, tanto sus letras como su música son puro “blues” (aunque disfrazado de toques latinos), y Grita uno de mis temas favoritos…
    Y también tengo ese nudo en el estómago pensando en ver el documental de Évole, sé que me tocará la fibra más profunda y me emocionará, pero creo que hay que escuchar esas últimas palabras de Pau, y aprender de ellas.
    Una vez más, felicidades por tus textos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s