Tiempo de lectura  4’

Lettering de Pen & Paper by Rosette

En el post que dediqué al año 2019 aquí decía que sufrimos la tendencia a olvidarnos del año que estamos viviendo para adentrarnos demasiado pronto en el año que está por venir y animaba a hacer balance y reflexionar sobre lo vivido.

Si todos los años nos ocurre esto, imaginaos este año, maldito, que hemos terminado… Estábamos todos deseando que terminara, con razón, aunque por desgracia, su maldición y lo que es peor, sus consecuencias, siguen con nosotros. Esperemos que por no mucho más tiempo.

Sin embargo, no debemos permitir que esta especial circunstancia nos impida aprender y sacar conclusiones como todos los años. Yo he llegado a unas cuantas y he de confesar que no todas son buenas, porque esta situación que estamos viviendo, tan dura y tan diferente en todos los sentidos, ha sacado a relucir lo mejor de algunos y lo peor de otros, pero muchas veces, lo mejor y lo peor de cada uno. Esperaré a que todo esto termine para hablar con calma sobre lo que me enseñó la pandemia.

He leído varios artículos y columnas en las que se valora y analiza el año. Todas han sido muy ilustrativas, algunas realmente enriquecedoras, en muchas de las valoraciones y conclusiones que he leído, me he visto tan identificada que incluso me las he “apropiado”, porque siempre intento aprender de las experiencias de los demás.

Uno de los escritores que hacen un análisis de cada año es Javier Aznar (ya os he hablado de él más veces), suele escribir una columna que se titula “lo que el año pasado me enseñó”. La primera que leí se refería al año 2017, pero bien podría valer para cualquier año. Me gustó tanto (como todo lo que publica) que, siguiendo uno de sus consejos “comparte lo que lees” os reproduzco textualmente su lista:

* Sé como los relojes buenos: sencillo por fuera, complejo por dentro

* En caso de duda, pide siempre la pizza que lleva el nombre del local

* No hay mayor muestra de dejadez que arrastrar la silla al levantarse

* Las toallas lijosas son las que mejor secan (a veces lo que pica es más útil que lo suave)

* Los números absolutos no dicen nada por si solos; se puede comer caro por 9 euros y barato por 200

* Es imposible agradar a todo el mundo (ni aunque seas un plato de macarrones con queso)

* Jamás discutas con un hermano por dinero

* Nunca pidas el pescado del día en Formentera (ni en ningún sitio, añado yo) sin preguntar antes el precio

* El dinero siempre puede volver; el tiempo y la reputación, no

* No critiques a una tercera persona en un mail o por Whatsapp (es muy posible que te confundas y se lo acabes mandando precisamente a esa persona porque el karma nunca duerme)

* Todo el mundo dice que cobra más que tú, encuentra los billetes de avión más baratos que tú y es un 25% más feliz que tú; también mienten más que tú

* En serio, no corras por el borde de la piscina

* Trabajar mucho no es lo mismo que trabajar duro

* Aléjate de cierta geometría: triángulos amorosos, círculos viciosos y cabezas cuadradas

* La ropa buena no necesita logos

* El Kindle y el libro tradicional no son bienes sustitutivos, sino perfectamente complementarios

* Nunca seas el pesado que pregunta si la máquina del gimnasio está libre cuando otro la está usando

* La mejor relación posible con un vecino es la inexistente

* No hay crisis que no se pueda solucionar con ocho horas seguidas de trabajo

* Si te vas a comparar, que sea siempre con los mejores

* Los secretos (de verdad), ni al espejo

* Perdonar no es lo mismo que olvidar

* No se llama buena memoria, se llama poner interés.

Esta última me gusta especialmente… y es aplicable no solo para la memoria, sino para  montones de cosas que algunas personas creen que a los demás les son innatas, ignorando, no sé si siempre involuntariamente, que para casi todo se necesita tiempo y esfuerzo, tanto más cuanto mejor resultado queramos obtener. No estaría de más apreciarlo y agradecerlo.

No tengo el talento para escribir que poseen todos los autores a los que he leído, ni su fino sentido del humor, ¡ya me gustaría! si así fuera quizá me atrevería a contaros lo que me enseñó el año pasado, mientras tanto, me limitaré a compartir con vosotros lo que aprendieron los demás, igual no os sirve como a mí, pero seguro que sí pasáis un buen rato.

Hasta pronto,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s